Clínica Veterinaria VETA

Leishmaniosis en gatos

Llevamos muchos años familiarizados con la leishmaniosis canina, pero en los últimos años se han llevado a cabo investigaciones en los que se ha demostrado que esta enfermedad también afecta a nuestros compañeros felinos.

La Leishmaniosis felina es una enfermedad parasitaria, que al igual que en el perro está provocada por un parásito llamado LEISHMANIA INFANTUM.

Desde que se conoció esta enfermedad hace más de cien años, se han registrado muchísimos casos por todo el mundo, pero siempre se había estudiado en perros.

El reciente auge en medicina felina ha hecho posible el estudio de esta enfermedad en esta especie, demostrando que nuestros felinos también la padecen.

Continúa leyendo nuestro blog si quieres saber más de esta enfermedad en gatos…

¿Existe Leishmaniosis felina en España?

Como hemos comentado anteriormente, la leishmaniosis afecta a todos los continentes del mundo excepto a Oceanía.
Los climas cálidos son más propicios para que el insecto, muy parecido al mosquito, que realiza la función de vector, crezca y se desarrolle, con lo que podemos decir que casi toda España es zona endémica.
En España la Leishmaniasis felina se ha detectado en la zona Centro, Cataluña y Costa del Levante, pero en general, los valores de seropositividad en gatos son inferior que en perros para la misma zona endémica.

¿Puede contagiarse la leishmaniosis en los gatos?

Para que un gato se contagie de esta enfermedad es necesaria que un flebotomo pique al animal. El flebotomo es un insecto muy parecido al mosquito, que vive en zonas cálidas durante los meses de abril a octubre.

Este “mosquito” sale a picar al atardecer, por lo que esta es la hora más peligrosa para que nuestras mascotas se contagien.

Los cambios climáticos y los desplazamientos de la humanidad hacen posible encontrar ejemplares de este” mosquito” durante todo el año.
También debemos decir que aunque el “mosquito” contagie la enfermedad, no todos los gatos la desarrollan.

Como las mayoría de las mascotas felinas viven en el interior, el riesgo de exposición es muy pequeño.

Clínica Veterinaria VETA

¿Cuáles son los síntomas de la leishmaniosis en gatos?

Los síntomas de la Leishmaniasis felina se agrupan en:

  • Forma cutánea, que engloba dermatitis nodulares en la zona de la cabeza y de las patas. También puede presentarse como dermatitis con úlceras en cabeza y almohadillas o alrededor de ojos, lengua y belfos.
  • Forma ocular, que son muy frecuentes provocando conjuntivitis e incluso uveítis.
  • Formas sistémicas generalizadas, que afecta a órganos importantes como el bazo, hígado, riñones y linfonodos, comprometiendo la vida del animal. Entre los signos sistémicos más frecuentes se encuentran la astenia y anorexia.

¿Cómo se diagnostica la leishmaniosis en gatos?

Al contrario que pasa en la especie canina, el diagnóstico de esta enfermedad en la versión felina es muy complicado.
Se puede hacer con citologías, técnicas serológicas específicas para la especie, examen histopatológico y técnicas moleculares como la PCR.

¿Podemos prevenir la leishmaniosis en gatos?

La prevención es la herramienta fundamental en la lucha de esta enfermedad.

Pero este proceso también es dificultoso, ya que los principales productos para luchar contra el mosquito son tóxicos para los gatos, y la vacuna es solo para la especie canina.

Podemos poner mosquiteras para evitar la entrada del mosquito o guardar a los gatos en casa durante el atardecer para que estén resguardados del vector.

También podemos utilizar repelentes naturales, siempre que estén indicado para los gatos.

Como sabemos que afecta a animales que están inmunodeprimidos, podemos luchar en ese sentido, haciendo buenos planes de prevención en nuestras mascotas, para controlar las enfermedades que pueden inmunodeprimir a tu gato.

Clínica Veterinaria VETA

Conclusiones

Aunque la Leishmaniosis felina es una enfermedad de reciente estudio y de poca prevalencia en esta especie, debemos de tener a mano todas las herramientas posibles para luchar contra la enfermedad, ya que vivimos en una zona endémica.
Recuerda llevar al veterinario a tu gato para hacer controles rutinarios de las principales enfermedades que afectan a la salud de tu compañero felino.

Una buena prevención es el camino más corto para disfrutar de una buena salud.

TE INVITAMOS A CONOCER MÁS SOBRE NUESTROS PLANES DE SALUD PARA TU MASCOTA